Mostrando entradas con la etiqueta patatas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta patatas. Mostrar todas las entradas

sábado, 4 de julio de 2020

Al día siguiente... díselo en búlgaro 😎 Sobremesa de las albóndigas y clase #4

   Pongamos que hoy es "al día siguiente" de la segunda cita. Pongamos que vuestro experimento ha salido tan exitoso que no os dio tiempo a comeros todas las albóndigas (💕). Es raro que sobren pero, si ocurre, hoy lo solucionamos.

   Prometí aclarar un poquito el misterio que rodea los kiufteta (sí, además son "los"). Como decía el otro día, las albóndigas que os enseñé no encajan mucho en la imagen que (creo) en España se suele tener de una albóndiga. Estas son grandes y algo aplastadas, y no pequeñas y redonditas. Y lo típico es hacerlas a la parrilla o fritas en sartén (o como nosotros los herejes - al horno), a diferencia de las recetas tradicionales de aquí -  con su salsa y su pan para rebañar. Podríamos presentar las albóndigas españolas a las albóndigas búlgaras... y ver qué pasa , juas juas juas... 

  
   Aquí, como en otras tantas ocasiones, las culpables del lío son las pobres palabras. Y es que la misma palabra "albóndiga", en realidad no se traduce del todo bien de cocina a cocina. Lo que puede provocar malentendidos múltiples. Igual desconozco todos los géneros de la albóndiga española, perdonadme si la estoy encasillando cual ignorante. 

   En Bulgaria, "kiufté" es la palabra que se usa para traducir "albóndiga". Pero puede ser la albóndiga pequeñita en salsa, la grande de la hamburguesa, la del filete ruso, la de la parrilla búlgara... eso todo es un "kiufte". No hay otra palabra. Para decir "hamburguesa" se usa el anglicismo. Y los "filetes rusos"..la verdad es que no tengo ni idea de cómo los llaman..vaya búlgara. Y tampoco tienen un nombre aparte estos kiufteta que, hechos a la parrilla, son casi un emblema nacional

   Por otro lado, ya visteis que "kiufteta" pueden ser también unas albóndiguitas pequeñas y redondas - si recordáis aquella receta de la Sopa de albondiguitasEs como si en búlgaro, al decir "albóndigas" se entiendera una larga lista de formas y preparaciones...a modo de enjambre albondiguil imaginario... donde sólo se puede intuir de cuál se trata por el contexto (sin embargo siempre está claro, no sé cómo).

   Pasa lo mismo con la palabra "mano" ("raká", ya la aprendisteis aquí) que significa a la vez mano y brazo - o sea, todo el conjunto -, y es el contexto el que concreta a qué te estás refiriendo. Luego los búlgaros tenemos también codos, muñecas, dedos y hombros, como el resto de las personas... Pero nuestro manobrazo es un órgano único.

   Así que, me temo, esta aclaración sólo aclara que el misterio es un misterio. Como siempre, mi blog, tan funcional.

   Os dejo la chuleta de la clase de las albóndigas que, al fin y al cabo, ¡de eso se trataba!
   
   Si os acordáis, hace nada os enseñé la palabra búlgara para decir "queso"(que fue la primera de todas:) "queso"👉 sírene. Y ahora os estaréis preguntando, qué le ha pasado a la palabra queso en esta receta. Pues la respuesta es: hay dos palabras 😅 Hoy os estoy dejando tiesos con las palabras bipolares xD 

   Tranquilos, es una tontería. "Sírene" es "queso", en general. Vale para referirse a cualquier queso, aunque en mi cabeza, la verdad, esa palabra tiene imagen de queso búlgaro lo primero. Es decir, "sírene" no es un nombre de queso como "gruyère", "feta", "emmental" o "gorgonzola". Significa simplente "queso". Supongo que en Bulgaria, si dices "sírene" sin especificar apellido, se entenderá que te refieres al queso búlgaro. 

  La palabra de hoy - "kashkavál" - también es genérica, pero abarca sólo un tipo de queso tradicional en Bulgaria, que tiene una textura semejante a los quesos semicurados, es muy graso, se funde parecido a la mozzarella y es amarillo. Hay diferentes tipos de kashkaval, pero siempre es amarillo. Y, por lo visto, se diferencia de otros quesos similares por la técnica de preparación. 
Para mi, personalmente, el kashkaval es pura adicción. Si se os pegan los kilos con facilidad...mejor continuad vuestra vida normal, como si nunca os hubiese mencionado su nombre. Lo dice una adicta sufrida. Es peor que las palomitas...

   El huevo, la cebolla, la sal, la pimienta y el perejil los podéis recordar volviendo a la primera clase.. que dio de sí ^^ Pero sé que hicisteis los deberes y no os hace falta la chuleta 😜 

   También, os recuerdo que ya podéis pedir 1, 2 y 3 albóndigas en búlgaro :) El uno-dos-tres os lo enseñé hace poco aquí.

  
   En esta clase todas las palabras se pusieron de acuerdo para empezar con "K", no le he buscado xD Por algún motivo, es una letra muy utilizada en el búlgaro. Por algo cuando jugábamos de pequeños a nuestra versión búlgara del STOP, cada vez que me tocaba contar a mi (las letras del abecedario, en voz baja), y me paraban, casualmente yo siempre iba por la K.

  Total, que hoy os quedáis sin pan, porque no empieza por K y me estropeaba fengshui del día.

   La otra palabra de la que os he privado es "cerveza"..puesto que es casi universal (en búlgaro: "bira"). Además, tampoco empezaba por K, es lo que hay. Así que en lugar de eso, os ilumino con una palabra de esta nuestra actualidad, que puede ser incluso más útil: "kenche" . "Kenche" es de esas palabras que han ido surgiendo después de que me fuera de Bulgaria, y que aprendí nada más hace un par de años.. Un día que necesitaba decir "lata" y descubrí que no sabía cómo decirlo 😳 Me salva mi hermana, que vive allí y me va poniendo al día. La verdad, no tengo recuerdo alguno de cómo diríamos "lata" cuando yo era pequeña.. Porque haberlas, las había. Beberíamos agua xD

   A lo que iba. Hablaba de las palabras como "kenche". En Bulgaria está esta costumbre (a menudo aterradora) de crear palabras en búlgaro a partir de palabras en inglés, escritas en cirílico con su supuesta pronunciación original ("kenche" viene, por ejemplo, de la palabra "can"/lata/ en inglés, más el diminutivo "che" detrás.. es decir, una "latita" xD). Poco a poco, estas palabras se van haciendo hueco en el idioma - primero en el coloquial, luego brotan en las noticias, en la publicidad y hasta en el vocabulario de mi madre. La de veces que me han pillado de sorpresa algunas palabras de esas... provocando por mi parte reacciones de chiste. Lo inquietante es que estas nuevas palabras anglo-búlgaras empiezan a sustituir a las palabras búlgaras originales, que se quedan en el olvido. El habla por momentos se vuelve irreconocible (y, por qué no decirlo, malsonante). Es de las cosas que más me cuestan cuando vuelvo de visita. Aunque no sea ninguna entendida del tema, siempre me pareció muy importante cuidar de nuestras lenguas, de lo que decimos y de las palabras que usamos. 

   Claro que, ¡qué sería de nuestras vidas sin poder "googlear"! O "guasapear"...."hacer un ghosting" 😂 Viva la 'evolución.

   En ocasiones como esta siempre sale a flote en mi memoria aquella frase, garabateada en la pared en la estación del tren: "¿Es Usted normal?...¿O todavía piensa?" Hoy, estoy que lo pienso.

   En fin, filosofeos aparte, a mi la palabra "kenche" me parece muy maja y me la quedo. Y os la presto, para vuestros viajes a Bulgaria ^^.
  
 🍻
¡Salud!

martes, 28 de abril de 2020

Alubias, lentejas, pasta y arroz. 4 recetas de andar por casa ✌️🏠

    Hago un paréntesis para mandaros unos dibujos muy de cuarentena.
    Porque, aunque es cierto que unos tienen ahora más tiempo y la oportunidad de aprovecharlo, también hay otros tantos que tienen más contratiempo que tiempo, y oportunidades, más bien pocas. La cocina puede ser más que "cocinar para comer", sin duda. Pero parece que a menudo a muchos (los que estamos en el lado fácil) casi se nos olvida que de eso se trata precisamente: que la comida es para alimentarnos primero, y después - para jugar.
    Luego viene el comer por disfrutar, repetir por glotones y cocinar por el gusto de hacerlo - o por ver las caras contentas de quienes se terminan el trozo de pastel, y te miran con ojitos de (tequiero) más.

    Pues, estos dibujos van dedicados a quienes no pueden olvidarse de lo primero, por motivos fuera de su alcance. Sólo son dibujos, no incluyen superpoderes...pero nunca se sabe.


    La idea de dibujarlos nació por iniciativa del equipo de UNINICIO que todas estas semanas de confinamiento se han dedicado a repartir cajas de comida a aquellas personas a las que más está afectando todo esto. Un día me escribieron preguntándome si podían incluir en las cajas mi dibu-receta de la salsa de tomate, como regalito colorido para sus destinatarios. Y como a mis dibu-recetas les encanta viajar y ser cocinadas, allá fue la salsa de tomate ^^ (espero que ahora viva feliz, pinchada en un corcho en la cocina de alguien).
    Así, entre una cosa y otra, acabaron saliendo estos 4 dibujos, que viajarán en las siguientes cajas adonde el destino les depare. Las recetas son del cocinero del equipo de Uninicio (me encanta ese nombre) y los dibujos, de mi cabecita.

    Si queréis participar vosotros también y ayudar a que viajen más cajas como estas, podéis hacerlo pinchando aquí o aquí. ¡Vivan las lentejas web! 

    Yo, que nunca me entero de estas iniciativas si no me llaman a la puerta, confieso que me entusiasmo al ver de lo que somos capaces las personas, cuando

lunes, 25 de junio de 2018

Y se hicieron las patatas.

7 meses, 3 gatos, 2 veces albóndigas, berrinches - alguno, 1 vez flores, resacas un par...o dos pares; otros dos de huevos; un pelo 2 veces más corto, 2 móviles perdidos, 2 ojos que ríen, 1 ♥ impertinente, una apuesta hecha (perderás), X intenciones, 0 expectativas, promesas: 1. 
Patatas - cumplidas ✋
 Entre la anarquía de la razón, el descaro de los sentimientos y su cabezonería incorregible, he encontrado la inspiración más insólita jamás imaginable. Ni lo intento entender.

Hay cosas que, cuanto más tardan, mejor se cumplen. 

Lo prometo.
Uy 😋

domingo, 21 de septiembre de 2014

Ensalada con una patata


INGREDIENTES :
Mezclar. Devorar. Repetir.

Hoy las palabras se me atravesaban y los ingredientes se descontrolaban en mi cabeza..así que esta vez os lo cuento tal como lo vi..y tal como me lo comí :) Casi a tamaño real..el sabor lo dejo en vuestras manos ^^

PD.
La patata gigante era esta de aquí :)
La lata de pollo (que me llegó de regalito de la sorpresicaja), era una como esta. Pero con atún también vale!
El código VIP del Degustabox de este mes es este: UTBZT
Y la personaja que os escribe es la misma de siempre, la que ve corazones de patata, come dibujos y suspira en tono melódico-agudo mientras cocina :) La misma, casi casi, más, o mejorando.

Comed rico. Y no corráis :*
Besitos, desde mi patata.


martes, 3 de diciembre de 2013

miércoles, 18 de julio de 2012

Corazón lechuguita


Tengo una nueva amiga de dibujos que es vegetariana y le prometí una receta especial, hace ya un tiempo (lo sé, lo sé). Y tan especial-mente, para Gema van mis patatitas preferidas, las que jamás me cansan y siempre triunfan:) Las cantidades...estoo..improvisación! 


Sabor patata, corazón lechuguita. 
:)

martes, 6 de septiembre de 2011

Tortilla flat

  La semana pasada estuvo de visita mi hermana pequeña y gracias a ella fue estrenada la cocina de mi nuevo piso. Por supuesto, tuve que cumplir algún deseo gastronómico. El resultado: una tortilla triunfal y un bizcocho-experimento de lo más chocolatero, que por suerte he apuntado para compartirlo con vosotros en alguno de los próximos posts :)
Dibujín para mis amigas de Apetit'Oh
Debo reconocer que la tortilla siempre suele traerme algo de melancolía. Aparte, nunca consigo alcanzar el sabor y la textura de Aquella Tortilla, la más rica que todas. Supongo que todos entendéis a qué me refiero..y tenéis vuestro propio reto, sea con la tortilla (sé de alguno que no pega ojo hasta superar la tortilla de la vecina:), con la tarta de zanahoria perfecta o la crema pastelera. 
En todo caso, tortilla hubo y de ella no quedó ni rastro. Y, mi hermana, como degustadora refinada que es, estuvo bien sonriente hasta el último trozo. Será que mal no estaría:) 


Tanto mencionar la tortilla, al escribir me vino de pronto a la cabeza el recuerdo de lecturas olvidadas, o debería decir, el recuerdo de estar olvidando las lecturas. Esta va a ser una temporada de retomar más que los viejos libros de cocina. Y es que hay algo que me solía encantar: releer libros leídos y ver pelis vistas, parar a ratos el tiempo, rebobinar, revivir sensaciones o reinterpretarlas, buscar matices por disfrutarlos..eso que entre los desayunos a pie y los wish lists, muchos estamos a punto de olvidar. Maravillosa la variedad y la rapidez, y la inmediatez..y lo contrario, de vez en cuando, también.




:]