Mostrando entradas con la etiqueta cake. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cake. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de noviembre de 2013

Cómo desmoldar en un pis-pás

   Cuando se desata una acalorada conversación sobre diámetros de molde de tarta, naturalmente acaba llegando la tormenta de ideas sobre "cómo desmoldar sin que te salga un mechón de canas". Y es que cada vez que toca hacer tartas de esas para quedar bien, el momento de desmoldar me causa pánico. Porque que en más de una ocasión he visto ocurrir ante mis ojos el momento 2: "Coliseo de bizcocho"…donde reposa sobre la encimera un 3/4 de bizcocho con su corte trasversal a la vista y en el molde que sujetan mis manos, bien agarrado al fondo, el otro 1/4 de miga fiel a su origen. Siguiente fotograma: silencio, pitido, barras de color. 
¿¿Acaso soy la única?? 
     Menos mal que están las amigas de tartas, que entienden estas inquietudes! A vosotras, este truco que le copié en un trinufal día a una repostera que hacía tartas en YouTube (no recuerdo su nombre! perdonadmesipodéis!) y que ha salvado más de un megabizcocho pegajoso-sin-futuro:) 
   Aun así, no puedo negarlo: enharinar es mil veces más divertido..y para hacer en grupo ni os cuento xD


Desmoldad felices, cartoonitos! 

jueves, 15 de agosto de 2013

Bizcocho de yemas (chocobizcocho)

   Cuando se cuenta una receta de un montón de claras, hay que tener el detalle de contar después otra, con un montón de yemas. En este blog no se tira nada! :) Aquí va pues, mi manera favorita de aprovechar las yemas de después-de-aquellas-tortitas-de-claras:
Bizcocho de yemas

5-6 yemas
(lo he preparado también con 8 yemas, pero aviso que puede caerse como un soufflé:)
1 vaso* bien colmado de azúcar (o vaso y medio)
150ml de aceite de girasol
150ml de agua
150ml de leche
2 cucharadas (soperas) de vinagre blanco
1 vaso y medio (o un poco menos) de harina
1/2 cucharita (de las de té) de bicarbonato
1 cucharita (de las de té) de levadura en polvo
1 cucharita (de las de té) de vainilla en polvo o azúcar vainillada
3-4 cucharadas soperas de cola-cao - o cualquier cacao en polvo

* el vaso que uso es uno de 200ml
* el cacharrito de 150ml es el de los yogures


Precalentar el horno a 175ºC
1. Mezclar las yemas y el azúcar, sin preocuparse de batir demasiado.
2. Añadir el aceite, el agua y la leche, mezclada previamente con el vinagre. Mezclar bien.
3. Juntar los ingredientes secos, mezclar y añadir con cuidado al bol de la masa. Remover  hasta que deje de haber grumitos.
4. Hornear a unos 175º C durante 50 minutos, sin abrir el horno los primeros 20 minutos. O usar la maravillosa técnica del palillo :)

* Descubrimiento! Este bizcocho, en forma de bizcobolas (o cakeballs), preparadas con queso philadelphia y cubiertas de chocolate con leche... queda orgásmico. En serio ^_^

Feliz verano, cartoonitos queridos.

lunes, 24 de octubre de 2011

Mmmm...Nutella..

La la laa..¡Nuevo post, nuevo poost! Lo prometido, prometido está: he aquí el Grande, el Inmejorable, el Irrepetible (nunca mejor dicho)..El Bizocho de Nutella De Hace Dos Meses. 
Si os atrevéis, como poco pasaréis un buen rato:-) ..Y de por sí, eso ya no es nada poco:-)

Esta es una receta de muy poca seriedad gastronómica, sí. Lo advierto. Como en todo experimento, hay que asumir ciertos riesgos..ejem ..total, bizocho..natillas..estará rico igual ^^..Hay que aprovechar las ocasiones de dar rienda suelta a la imaginación y para eso, nada mejor que el tener que gastar un bote de nutella! Si contáis, además, con una hermana de risa fácil y una botella de lambrusco, os saldrá redondo! Eso sí, no sigáis las instrucciones..esto es un experimento, en los experimentos se improvisa.


En fin, no es de buena educación callarse los ingredientes^^ Allá van:
(mezclar por un lado los ingredientes secos y por otro, huevos y demás)

4 huevis
200 gr de nocilla...por ejemplo
unos 200gr mantequilla
unos 200gr di harini
1cuchiriditi di levaduri...o unos sobrecitos de gasificante 
(Sí, sí. Confieso, nosotras echamos las dos cosas..ji ji)
unos 100ml de leche
unos 100ml del lambrusco que tenéis al lado
y unos 200gr de azúcar

Más claro, agua.
xD

Feliz experimento, bloggeros míos. Y salúd! Por las pequeñas travesuras en los entretiempos. Por los despistes y por las casualidades. 

Al fin y al cabo, de la equivocación surgió el brownie:)

:*

martes, 22 de febrero de 2011

La cura de todos los males ..es dulce

...y se llama bizcocho. Bizcocho de chocolate, cerveza y optimismo. Y los ingredientes no son, ni mucho menos, un secreto..Ya nos los confió Trotamundos, regalándonos junto con el paseo imaginario por Dublín, la receta de las sonrisas..No pude resistir la tentación de probarla y aquí os dejo mi versión en color, para alegrar la tarde. Y poner en pausa el tiempo, al menos durante un par de trozos.
Ilustración para They Draw&They Cook


¡Que sea!

miércoles, 22 de septiembre de 2010

CakeBox for dummies:)

Llegó la hora de admitirlo. Ya no es agosto, no.En muy poquito entramos de nuevo en otra maravillosa  temporada de cosas ricas...calabazas..dátiles..uuuvas y ...castañas..uooh:) ¡Qué impaciencia! El otoño traerá algo de frío, vale, pero a quién le importa - tendremos los hornos a tope y llenos de comida para el alma:) Para mí esta es además, una temporada de tartas. Cada semana cumple años algún individuo muy querido mío y eso, como os podéis imaginar, hace que las tartas crezcan como setas en mi cocina. Y como las últimas veces me tocaba improvisar el tema del transporte tartero..de una forma no demasiado convincente para mis gustos estéticos.. por fin me decidí por la opción de hacer mis propias cajas. Que no es ni tan complicado ni tan lento y sin embargo el resultado es bastante satisfactorio. Además las cajas son algo tan personalizable! 
Pues de esto va este post. Cómo hacer una caja de tarta, sin ir a la tienda de cajas de tarta:) ¡Vivan las cosas hechas con cariño!
Esta fue una caja que compré hace tiempo, ni recuerdo de dónde. Como siempre me pareció curioso el averiguar cómo se doblan las cajitas, tengo la costumbre de despegarlas y plegarlas, las más curiosas..cajitas de bombones..de perfumes..de jabones..una vez incluso la cajita de una mantequilla..eso fue un poco pringoso, lo reconozco..pero es que hacía "clack-clack" al abrirse y cerrarse..:) me encantaba. Lo mismo hice con esta caja de tarta, porque era incríblemente sencilla. Es de una sóla pieza y no hace falta ni pegamento. Sólo un carton grande. 
Lo único que aquí no os dejo son tamaños concretos, pero si alguno se anima, que me escriba y yo le paso la plantilla bien trazada y con más calidad, para imprimirla e ir midiendo, según el tamaño de la tarta que vaya a hacer. Es una caja perfecta para tartitas pequeñas, por ejemplo de unos 15 ó 20cm de diámetro. Para los cumples de otoño:)
Este es el proceso paso a paso para aquellos que, como yo, pueden estar demasiado tiempo pensando por qué lado del cartón empezar. Ay, ese hemisferio izquierdo del cerebro..ay.
Tened cuidado al cortar, vale?:)

Y así es como se dobla. Me gusta hacer los dibujillos, eso es todo..Otra forma de doblarla no se me ocurre, pero sería curioso de ver cómo:)
Luego ya, lo que se os vaya ocurriendo..cartón de colores..cartón con dibujos..o una caja toda llena de felicitaciones y deseos escritos a mano..a mí ese regalo me volvería loca:) 
Un lazo laaargo y rojo, claro está. Y dentro..sorpresa. 
Jo, me está entrando hambre de tarta. 
Espero sugerencias, chicos. Porque este post lo tenía muy dudoso en mi cabeza, ahí lleva ya casi tres semanas, preocupado de sentirse poco útil en el bloggomundo. Si os animáis, de vez en cuando iré subiendo un modelo de caja para tartas diferente y podré satisfacer mi mono de despedazar, investigar y desdoblar cajitas:) 

Un besín y que sea un feliz comienzo del nuevo otoño!

miércoles, 25 de agosto de 2010

Kurabíiki. Un dulce verano.

¡Y aquí estamos de nuevo! Vuela el tiempo en verano, y cuanto más dulce,  antes se nos quiere volar. Por aquí, por el Cartoon, ha sido un verano diferente y de lo más optimista y así se merecía una receta, con el mismo espíritu. Esta vez quería compartir con vosotros algo dulce que la mayoría no conoceréis, puesto que llega desde lejos. Esta receta suele representar un recuerdo inseparable de la infancia..al menos para los que se vuelven ligeramente sentimentales a ratos:), y dejan que un sencillo aroma a azúcar tostado les cierre los ojos y les lleve a un tiempo y un alrededor que sólo puede ser imaginado. Les hace sonreír entonces, a los recuerdos, y volver. Porque es sólo un instante de sensación. Igual que la música.
Los aromas de la cocina son todopoderosos, creo firmemente en eso. Y no porque lo diga la peli de Ratatouille:)Ahm, ahm. Dicho esto, amigos bloggeros, me pongo seria y os presento: las Kurabíiki. Desayunimerienda favorita mía.
Ingredientes:
5 huevos + 1
1 taza de azúcar (o taza y media, para más golosos)
1 taza de yogur
1 cucharadita (de té) de bicarbonato
3/4 taza de aceite de girasol
vainilla
ralladura de 1 limón pequeño
harina(a ojo)

Tan simple como: 1. Batir los 5 huevos con el azúcar 2. Batir el yogur con el bicarbonato y añadirlo a los huevos, batir de nuevo 3. Añadir el aceite y la ralladura de limón, mezclar 4. Tamizar la harina5. Añadir una taza y mezclar bien, añadir otra, mezclar..hasta que ya no pueda removerse y sea necesario amasar
6. Volcar la masa sobre una superficie enharinada e ir amasando poco a poco y añadiendo más harina, con cuidado, hasta obtener una masa que no sea demasiado blanda.
En este caso, si queda una masa algo dura no pasa nada, por eso es una receta perfecta para aquellos que no se entiendan muy bien con masas:) Y si queda blanda, me imagino que simplemente costará más manejarla después 
7. Una vez lista, dejarla reposar un rato (15 minutos son suficientes), cubierta con un paño. 
8. Batir la yema del huevo restante (también se puede usar la clara en vez de la yema) en un bol. Y en otro, echar un poco de azúcar.
9. Pasado el rato de reposo, hacer bolitas a partir de la masa. De un tamaño aproximado de una pelota de tenis. Tal vez un pelín más pequeñas. O como si fuera el tamaño de una magdalena, por ejemplo. Qué difícil es describir un tamaño a veces, vaya.
10. Eso, una vez hechas las bolitas de masa, mojar la parte superior de cada una primero en la yema batida y después, en el azúcar. El azúcar se queda pegado a la yema y luego se queda tostadito, crujiente y muy muyyy rico. Y eso que no soy de los que mastican terrones de azúcar en su tiempo libre, no.
Si os apetece, podéis añadir al azúcar nueces molidas o picadas.
11. Ir colocando en una fuente engrasada y enharinada y hornear a 180ºC en torno a 1 hora. Tal vez menos. Hoy en día no sabe uno qué tiempo decir...con los hornos supersónicos. 

Completado el paso 11, se abre un tenso paréntesis de espera...que os parecerá infinito, sobre todo cuando se empiece a percibir el olorcito dulce de la tentación..Será duro, os lo advierto.. pero creedme, merecerá la pena aguantar. Un consejo: al sacar las kurabíiki del horno, por mucho que os cueste, controlad las emociones...esperad 10 minutos, por favor, que esto es peor que una patata caliente:)
...

Bienvenidos a todos los que hayáis disfrutado de unas vacaciones más o menos lejanas. Y que disfrutéis, los que las comencéis ahora y los que las reservéis para otro día del año:) Os dejo aquí, con este post azucarado, un trocito de optimismo y de inspiración. El resto está en vuestra cocina:)

*

jueves, 4 de marzo de 2010

Cheesecake! (Parte 2)

Lo prometido, prometido está. El Cheescake ha llegado. Me imagino que esta no será ninguna receta-sorpresa para vosotros, es el mejor invento para salir del paso cuando hay prisas y lo mejor, no falla.
Por último, estos días incluiré el post de la base fácil, la de las galletas. Para que no falte nada.
Ingredientes:

225g de queso crema (philadelphia)
100g azúcar
1/2 cucharita (de té) de esencia de vainilla
250 g crème fraîche
250g nata para montar
4 hojas de gelatina

1. Empezar montando la nata, para dejarla ya lista. Reservarla en la nevera 2. Batir el queso y el azúcar, suavemente, hasta que el azúcar se haya disuelto (también puede usarse azúcar glass, así se disolvería más fácil pero no aseguro que valga la misma cantidad, ya que suele incorporar almidón)
3. Incorporar la crème fraîche* y mezclar bien con la varilla 4. Y después la nata, mezclándola con la ayuda de una espátula y sin prisas 5. Poner a calentar el agua para la gelatina, unos 150ml. En cualquier caso, mirar la indicación en el sobre de la gelatina, sean hojas o polvos lo que se vaya a usar, porque lo importante es disolverla en la mitad de agua que viene indicada.
*Qué tortura este ingrediente, hasta descubrir que lo venden en cualquier Carrefour!..
5. Poner las hojas de gelatina a remojar en agua fría durante unos minutos. Cuando estén hidratadas, escurrirlas bien (con cuidado de no romperlas) y disolverlas en el agua caliente, ya fuera del fuego. La gelatina no debe hervir. Remover bien hasta que se disuelva por completo y dejarla enfriar. Más o menos, hasta que esté a una temperatura del tiempo.
6. Una vez templada la gelatina, añadirla a la mezcla y remover bien 7. Preparar el molde con la base y llenarlo de masa de cheesecake. Dejar reposar en frío unas horas, o hasta que endurezca. Yo suelo hacer las tartas siempre desde el día anterior, sean como esta o de otro tipo. En cuanto al molde, puede usarse simplemente uno desmontable, sin acetatos ni historias, pero ojo con no "dasabrocharlo" valientemente y que os quedéis en pausa mirando a los dos trozos de cheesecake que acaban de aparecer delante de vosotros. Es decir, cuidado. Lo descriptivo del aviso viene de haber tenido cierta experiencia similar.
Por cierto, con una mermelada de fresa por encima, este chsk no tiene rival.
Y esto es to,esto es to,esto es todo amigos. Debo añadir que cuando hago esta maravillosa tarta, no sigo al pie de la letra esta receta. Dado el hecho de que habrá quien se fíe de mi blog:) procuro poner las recetas originales (o avisar que son experimentos míos, para no causar frustraciones luego). Ésta es la receta original, pero si se le añade algo más de queso..un yogur natural..o uno de esos especiales giregos que parecen nata concentrada..y un pelín más de azúcar para compensar...Diría que no es un mal experimento:)

A tartear!

martes, 2 de marzo de 2010

Cheesecake! (Parte 1)

¡PoR FiN! El cheesecake prometido desde hace siglos llegó. Eso sí, en dos partes. Como suele pasar, empezó como un pequeño y modesto post, y acabó enredándose hasta dividirse en dos y tres partes.
De manera que, antes de la misma receta, decidí que podría ser buena idea enseñar (a aquellos como yo, que durante mucho tiempo se preguntaban) cómo preparar un molde para cheesecake. O bien, para cualquier tarta hecha en frío. Aquí aparece dibujado un molde desmontable pero podría hacerse perfectamente con un aro, que es lo que suelo usar yo misma. El molde quedaba mejor:)


Lo primero, por supuesto, sería tener preparada la base (aunque podría hacerse un cheesecake sin base). También añadiré la "receta" de la base rápida para urgencias. Entre comillas, ya que no considero exactamente una receta algo que se basa, fundamentalmente, en tener un paquete de galletas. Pero es muy útil, eso sí.

Y bueno, lo primero, una vez preparada la masa, cortar las bases del mismo tamaño del molde (o el aro) que se usará para hacer la tarta. En el caso de esta receta, sería uno de un diámetro de 22 ó 24 cm.

Una vez horneadas, viene la parte del molde.
Para eso, habría que abastecerse de acetato.





El acetato se puede conseguir en papelerías o en tiendas especializadas de repostería. Yo lo suelo comprar en éstas últimas porque lo venden ya cortado en tiras y es más fácil que tener que cortar trozos con el cúter.. que acaban pareciéndose más a trapecios que a tiras rectangulares..


Una vez listo el cheesecake, se desmolda con facilidad simplemente despegando el acetato con cuidado. Pero si no sale bien, se puede usar un cuchillo para ayudarlo a despegarse. Con mucho cuidado de no desgarrar la tarta y usando un cuchillo de los de untar porque sino puede dejar marcas en la superficie.

Y ya está.
Sólo falta la receta, que estará aquí en un pis pás.
Facilísima y riquísima:)



lunes, 1 de febrero de 2010

Marrons Mousse. Mousse de Castañas. O magdalenas?

Casi pierdo la ocasión de publicar este maravilloso post. Pero aún estamos en la temporada de las castañas así que mi receta ha llegado a tiempo. Y es que esta es una de mis favoritas.
Porque si ya me apasionaban las castañas por sí solas, preparadas de esta manera se convierten en algo verdaderamente irresistible e indescriptible.
Como suele pasar en este blog..esto también fue un experimento (de mis primeros). Así que no esperéis algo muy profesional. Sólo probádlo:)
Ingredientes

200g de castañas cocidas y peladas
2 huevos
200ml de nata (aprox.)
50g azúcar
1/2 cucharita (de té) de levadura
1 pizca de vainilla
cacao en polvo
moldes de magdalena

1.Triturar las castañas añadiendo la nata poco a poco, hasta que quede una pasta lisa (tal vez sea necesario añadir algo más de nata, unos 50ml o así) 2. añadir el azúcar mezclado con la vainilla y la levadura, y las yemas de huevo.Y volver a batir (yo también les echo una pequeña cucharita de cacao dentro) 3. Por último, montar las claras a punto de nieve y añadirlas también, envolviéndolas con cuidado con la ayuda de una espátula. 4. Llenar los moldes de magdalena algo más de la mitad y hornear durante unos 30-40 minutos.
La masa no subirá como la de las magdalenas, ni tendrá la consistencia de bizcocho, ya que esta receta en realidad era destinada para ser una mousse. Pero, como siempre, no me resistí a comprobar qué pasaría si se pasa por el horno. Así que, en cierto modo son unas magdalenas fracasadas (como magdalenas), pero riquísimas.
Y, si hubiera que hacer una mousse de verdad, lo suyo sería añadir la nata motada, o al menos parte de ella. Mas algo de gelatina, tal vez.

Una vez fuera del horno, se dejan enfriar (ahí es cuando pierden en cierta medida su bonita apariencia...qué le vamos a hacer, era de esperar de un experimento) y se espolvorean con cacao en polvo o con azúcar glass. Si se prueban todavía calientes, son realmente fascinantes..Las castañas son una maravilla..

* Un consejo al pelar las castañas cocidas. Como aquí se ponen a cocer con la cáscara, el agua queda coloreada de marrón..Y ese marrón es peor que el tinte de los pantalones violeta del Rastro..No cometáis el error de pelar castañas en ropa blanca.

**Y una aclaración, por si acaso. En el dibujo de la fuente y el horno, las magdalenas en realidad deberían estár muy juntas una con otra, si no y si están más llenas, puede derramarse la masa.. y convertirse en un desastre.


domingo, 15 de noviembre de 2009

Base de cheescake. Cuanto más simple, mejor.


Otra receta más de la base del cheescake (o una variante más de la masa quebrada). Es tan simple de hacer como de dibujar y, además, da para unas cuantas tartas..unas 15 más o menos, usando un molde de 22cm. Y como se puede congelar, se puede hacer de más sin problema.

Ingredientes:

500g mantequilla a temperatura ambiente
300g azúcar
7 yemas de huevo
1 puntita minúscula (de cuharita) de bicarbonato
1 pizca de sal
1kg de harina
la ralladura de 1/2 limón

1. Batir la mantequilla y el azúcar hasta hacer una crema (o fundir el azúcar) 2. Añadir las yemas y batir suavemente 3. Mezclar la harina, el bicarbonato (muy muy muy poco) y la pizca de sal y añadirlos también 4. Rallar la cáscara del limón con cuidado de no llegar a rallar la parte blanca (porque le daría un sabor amargo en vez de aroma a limón) 5. Unir todo bien y amasar brevemente 6. Formar una bola, envolverla en film transparente y dejarla reposar 1 hora en la nevera 7. Finalmente, extender la masa con un rodillo, dejándo un grosor de aproximadamente 5mm, no menos porque las bases se romperían con más facilidad una vez horneadas; e ir cortando las bases con la ayuda de un molde del tamaño que se desee.
Se puede congelar en porciones, bien envueltas en film.
Hornear a 180ºC, unos 10-15min. No deben quedar demasiado doradas, sino más bien blancas.
Y...si se rompe...a desayunar con café y galletas :)

martes, 17 de marzo de 2009

Bizcocho Borracho. Drunken Cake.


Ingredientes para el almíbar de vino:

8 cucharadas soperas de vino tinto
2-3 cucharadas s. de agua fría
125g mantequilla
3 cucharadas s. de cacao en polvo
1 taza de azúcar (aprox. 240g)

Ingredientes para el bizcocho:

4 huevos (claras/yemas)
2 tazas de harina (puede ser suficiente con una nada más)
1 sobre de levadura en polvo
1 pizca de vainilla
(mas la mitad del almíbar)



Primero, el almíbar. Juntar todos los ingredientes en un cazo y dejárlos que hiervan a fuego suave, unos minutos (4 minutos es aproximado), removiendo. Cuando haya tomado consistencia, retirarlo del calor y separarlo en dos partes iguales. Una de ellas será la que se incorporará a la mezcla del bizcocho y la otra servirá para mojarlo, una vez esté hecho, dándole toda la jugosidad.
Dejar enfriar.
Precalentar el horno a 170ºC.
Preparar la masa del bizcocho, empeznado por batir enérgicamente las yemas en un bol verde con gatos dibujados, incorporando al rato poco a poco la otra de las mitades de almíbar (ya frío). Después incorporar la harina, previamente mezclada y tamizada con la levadura y la vainilla ( hay que tener cuidado al echar la harina, ya que la mezcla no debe quedar de ninguna manera demasiado espesa... debería parecerse, por ejemplo, a la masa de unas tortitas americanas ). Montar las claras y añadirlas al resto de la mezcla, con la ayuda de una cuchara de palo o una espátula y un movimiento envolvente.Engrasar y enharinar un molde, rellenarlo no más de 2/3 de su capacidad y meter en el horno (bajar la temperatura a unos 150-160ºC, aunque se podría dejar a 170ºC para acelerar un poco el proceso; para hornos de solera, bajar a 130ºC). Dejar unos 30 minutos y comprobar si está hecho pinchando con un palillo. Si sale seco, el bizcocho está listo.
Sacar del horno y dejar enfriar.
Cuando esté frío del todo, mojar con la segunda mitad del almíbar de vino (pinchándolo antes con un tenedor, para que se absorba mejor el líquido) y espolvorear con coco rallado.
Dejar reposar un rato (..o no..)... al menos dos horas... para que quede bien jugoso.



martes, 3 de marzo de 2009

Tarta primera.Cake one.

Receta original del restaurante Vegaviana en Madrid. Gracias al amable chef! :)


La mejor parte es que no hace falta leer atentamente..

Versión para leer más atentamente:

3 huevos
250g mascarpone (o más)
3 cucharadas (soperas) azúcar
1/2 vaso de vino Moscatel
1/2 vaso de leche
1 paquete de bizcochos de soletilla

Batir por separado las claras apunto de nieve con una pizca de sal y las yemas con el azúcar. Cuando estén bien montadas, mezclar las yemas y el mascarpone con las varillas hasta conseguir una crema uniforme. Añadir con cuidado las claras (cuchara de palo), envolviéndolas con suavidad en la crema.
Mezclar la leche y el moscatel en una bandeja o un bol, e ir mojando los bizcochos de soletilla (sin dejárlos reposar en en líquido) y colocándolos en la fuente donde se va a montar la tarta. Al colocar una base de bizcochos cubrir con una capa de crema de mascarpone; volver a mojar bichochos para colocar la siguiente capa; encima, volver a cubrir con la crema y repetir estos dos pasos hasta terminar los bizcochos y terminar la tarta con crema. Dejar reposar un rato en frío antes de cortar. Se puede espolvorear con escamas de chocolate con leche, cacao en polvo o canela, y servir con una salsa ligera de Moscatel reducido con un poco de azúcar y vainilla.