Mostrando entradas con la etiqueta bizcocho. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bizcocho. Mostrar todas las entradas

martes, 29 de abril de 2014

Como una nube de algodón. Tarta de almendras, as de corazones.

   ♥ Me encantan los cacharros rojos.
   Sí, esta vez la tarta llegó por el juguete y no al revés. Y me ha pillado con la inspiración en vivo ^_^ Salió, sencillamente, una tarta de Santiago..pero sin Santiago, con humor primaveral, con alguna duda parpadeando y por supuesto, con corazones de los míos (inevitables). La nube de estos meses sabe a almendras - algunas dulces otras amargas, en fin, eso todo se disimula volviéndolas tarta. Eh aquí la prueba. Como dice la canción.."con un poooco de azúcar.." :)
   Así, queridos míos, desde mi estado algodón-rosa, he probado de nuevo la solución "cuanto más sencillo mejor". 6 ingredientes y vuestras manos (y-o cacharro-rojo-bonito). 
No pensar, mezclar. Y canturrear, por supuesto!
 El juguete rojo-bonito en cuestión es el Assistent de Electrolux, que lo acabo de conocer y lo cierto es que sólo de verlo dan ganas de batir hasta el zumo de por la mañana xD






Tarta de almendras (Tarta de Santiago)

300 gr de almendras crudas molidas
300 gr de azúcar
1 cucharadita de canela en polvo (5gr)
6 huevos medianos
la ralladura de 1 limón
azúcar glass

   Precalentar el horno a 175ºC Mezclar los ingredientes secos  Añadir los huevos uno a uno, removiendo bien  Añadir la ralladura de limón  Pasar la mezcla a un molde redondo engrasado y enharinado  Hornear durante unos 30 min • Dejar enfriar  Espolvorear de azúcar glass. 
  Tan simple-mente (deliciosa).
En realidad no es necesario lo de la canela/cacao. Esto lo vi una vez en una video-receta y me lo quedé:) Pero se pueden omitir sin problema los pasos 3 y 4, y quedará igual de bonito (y más fácil aún).

   Mi tarta tiene de humor de corazones..Pero todo será cambiarle el chip. O sea, la plantilla. En vuestras manos y cabezas está. Aquí en esta cabeza, en este abril y con lo de "Cocino como soy", no podía salir más que un dulce! Aunque, espero no ser siempre como lo que cocino..porque hay noches de esas en que, muy sinceramente, me vería del tamaño de una gominola..o con el olor de un gusanito… encontraría en medio de mi ombligo el agujero de un donete..o…roja de la vergüenza, me asomaría de la caja de una pizza de atún con nombre de un Doctor famoso :)
   Me temo que a veces soy una "guarrindondaga", como diría David de Jorge. 
   Hasta que aparece algún comensal caprichoso en mi alrededor y despierta el mono cocinero. Se destapan las ideas dispares, menús imaginarios, bombas de especias, agridulces desafiantes, ollas de colores, platos sin nombre, la perfección en una cuchara..o disparates que sólo saben a eso. Tras ese rebote de entusiasmo, me encariño con el comensal X, desenfundo batidoras ..y todo lo que me gustaría contarle, se lo hago comer:) Hoy os cuento corazones. Y creo que me siento almendra:) (cómo me gustan las palabras). 

   Mi primer amor es la batidora de vaso..vale, pero ¿no quedaría más bonito si le ponemos al lado un cacharrito de estos? Lo prometo, sólo lo usaré con fines optimistas! Y si me pilla enalmendrada, ni os cuento :o)...Cocinaré…concederé deseos…inventaré el sabor de las nubes!…
Y por ser, seré sin duda alguna, un sabor aleglorioso! ..(véase en google "gloricioso").

   Volviendo a flote, para aquellos a quienes os digan a menudo que sois "los que piensan demasiado", casi casi os aseguro que un bocado de este invento caramelizará por un instante todo lo que tan "demasiadamente" inquieta vuestros pensamientos. Qué bonito:) 


El momento es ahora. Disfrutadlo hasta el último trozo.


PD. Frase intercalada. Mi cumple es ya. La la la. He sido tannn buena. La la la. Se cierra la frase intercalada.

viernes, 3 de enero de 2014

Cake Pops :)

Esta va para los amigos de Apetit'Oh y para mi hacedora de bizcobolas favorita: Morgana :)  Haz click para ver la receta en grande!
Que el 2014 comience con un "pOp!" :)



jueves, 21 de noviembre de 2013

Cómo desmoldar en un pis-pás

   Cuando se desata una acalorada conversación sobre diámetros de molde de tarta, naturalmente acaba llegando la tormenta de ideas sobre "cómo desmoldar sin que te salga un mechón de canas". Y es que cada vez que toca hacer tartas de esas para quedar bien, el momento de desmoldar me causa pánico. Porque que en más de una ocasión he visto ocurrir ante mis ojos el momento 2: "Coliseo de bizcocho"…donde reposa sobre la encimera un 3/4 de bizcocho con su corte trasversal a la vista y en el molde que sujetan mis manos, bien agarrado al fondo, el otro 1/4 de miga fiel a su origen. Siguiente fotograma: silencio, pitido, barras de color. 
¿¿Acaso soy la única?? 
     Menos mal que están las amigas de tartas, que entienden estas inquietudes! A vosotras, este truco que le copié en un trinufal día a una repostera que hacía tartas en YouTube (no recuerdo su nombre! perdonadmesipodéis!) y que ha salvado más de un megabizcocho pegajoso-sin-futuro:) 
   Aun así, no puedo negarlo: enharinar es mil veces más divertido..y para hacer en grupo ni os cuento xD


Desmoldad felices, cartoonitos! 

viernes, 13 de septiembre de 2013

Muffins de chocolate para domingos vagos

Dicho y hecho. O al revés :) 
   El domingo pasado me desperté con pensamientos maliciosos/ansia chocolatera y no hubo más remedio que darle rienda suelta..Se hizo el muffin. 
   Prometí receta y aquí va! Aunque mis 16 fantásticos jamás podrían ser superados en su abstracción, qué bellos irregulares míos ...^_^
   La receta original es de Vanesa Sierra, del blog Mis deseos más dulces - que descubrí buscando algo parecido a los muffins del Starbucks. Lo cierto es que, haciéndolos como es debido, con sus moldes (como en el dibujo) y sin abstracciones ni asimetrías (como lo que yo hice:), quedan prácticamente igual! Con su cresta crujiente, su interior tiernito y todo lo que un domingo malicioso puede pedir:) Y, confirmo: son 30 minutos de mezclar cosas y pringar cocinas + 25 minutos de horno. No hay excusa :)
   Por supuesto, lo de "domingos vagos" no es casualidad..estoy oficialmente enganchada al Degustabox..Los hay que se anganchan a la X-box..en fin, cada loca con sus chocolaterías:) Admito que cuando llega el mensajero, doy palmaditas y digo un "Graciaaaashastaluegooo" que creo que él no acaba de escuchar porque ya he cerrado la puerta y desgarrado mi caja, antes de oír el "clack". Qué maleducada:) 
  Pues en la sorpresa de este mes venían muffins (los del Dr. Oetker) y, claro, no se pueden apreciar correctamente unos muffins sin comparar con otros! Tiene que haber disciplina! La decisión está tomada.
   Este domingo hay previsión de fuertes degustaciones. Con posibilidad de atracón. 
Os dejo de nuevo el Facebook y el Twitter de esto de las cajas-sorpresa, por si os pica la curiosidad. Y si queréis pillar el descuento VIP, haced click aquí ;)
Ah! Y otra promesa prometidísima: a mi amiga Paula, que cumplió años el pasado día 8, pincho velita sobre muffin y lo nombro Sr. Muffin Paul Cabildo III, Señor del Chocolate y Patrón de Todas las Leches!


Muuuaas!

jueves, 15 de agosto de 2013

Bizcocho de yemas (chocobizcocho)

   Cuando se cuenta una receta de un montón de claras, hay que tener el detalle de contar después otra, con un montón de yemas. En este blog no se tira nada! :) Aquí va pues, mi manera favorita de aprovechar las yemas de después-de-aquellas-tortitas-de-claras:
Bizcocho de yemas

5-6 yemas
(lo he preparado también con 8 yemas, pero aviso que puede caerse como un soufflé:)
1 vaso* bien colmado de azúcar (o vaso y medio)
150ml de aceite de girasol
150ml de agua
150ml de leche
2 cucharadas (soperas) de vinagre blanco
1 vaso y medio (o un poco menos) de harina
1/2 cucharita (de las de té) de bicarbonato
1 cucharita (de las de té) de levadura en polvo
1 cucharita (de las de té) de vainilla en polvo o azúcar vainillada
3-4 cucharadas soperas de cola-cao - o cualquier cacao en polvo

* el vaso que uso es uno de 200ml
* el cacharrito de 150ml es el de los yogures


Precalentar el horno a 175ºC
1. Mezclar las yemas y el azúcar, sin preocuparse de batir demasiado.
2. Añadir el aceite, el agua y la leche, mezclada previamente con el vinagre. Mezclar bien.
3. Juntar los ingredientes secos, mezclar y añadir con cuidado al bol de la masa. Remover  hasta que deje de haber grumitos.
4. Hornear a unos 175º C durante 50 minutos, sin abrir el horno los primeros 20 minutos. O usar la maravillosa técnica del palillo :)

* Descubrimiento! Este bizcocho, en forma de bizcobolas (o cakeballs), preparadas con queso philadelphia y cubiertas de chocolate con leche... queda orgásmico. En serio ^_^

Feliz verano, cartoonitos queridos.

lunes, 24 de octubre de 2011

Mmmm...Nutella..

La la laa..¡Nuevo post, nuevo poost! Lo prometido, prometido está: he aquí el Grande, el Inmejorable, el Irrepetible (nunca mejor dicho)..El Bizocho de Nutella De Hace Dos Meses. 
Si os atrevéis, como poco pasaréis un buen rato:-) ..Y de por sí, eso ya no es nada poco:-)

Esta es una receta de muy poca seriedad gastronómica, sí. Lo advierto. Como en todo experimento, hay que asumir ciertos riesgos..ejem ..total, bizocho..natillas..estará rico igual ^^..Hay que aprovechar las ocasiones de dar rienda suelta a la imaginación y para eso, nada mejor que el tener que gastar un bote de nutella! Si contáis, además, con una hermana de risa fácil y una botella de lambrusco, os saldrá redondo! Eso sí, no sigáis las instrucciones..esto es un experimento, en los experimentos se improvisa.


En fin, no es de buena educación callarse los ingredientes^^ Allá van:
(mezclar por un lado los ingredientes secos y por otro, huevos y demás)

4 huevis
200 gr de nocilla...por ejemplo
unos 200gr mantequilla
unos 200gr di harini
1cuchiriditi di levaduri...o unos sobrecitos de gasificante 
(Sí, sí. Confieso, nosotras echamos las dos cosas..ji ji)
unos 100ml de leche
unos 100ml del lambrusco que tenéis al lado
y unos 200gr de azúcar

Más claro, agua.
xD

Feliz experimento, bloggeros míos. Y salúd! Por las pequeñas travesuras en los entretiempos. Por los despistes y por las casualidades. 

Al fin y al cabo, de la equivocación surgió el brownie:)

:*

martes, 22 de febrero de 2011

La cura de todos los males ..es dulce

...y se llama bizcocho. Bizcocho de chocolate, cerveza y optimismo. Y los ingredientes no son, ni mucho menos, un secreto..Ya nos los confió Trotamundos, regalándonos junto con el paseo imaginario por Dublín, la receta de las sonrisas..No pude resistir la tentación de probarla y aquí os dejo mi versión en color, para alegrar la tarde. Y poner en pausa el tiempo, al menos durante un par de trozos.
Ilustración para They Draw&They Cook


¡Que sea!

miércoles, 25 de agosto de 2010

Kurabíiki. Un dulce verano.

¡Y aquí estamos de nuevo! Vuela el tiempo en verano, y cuanto más dulce,  antes se nos quiere volar. Por aquí, por el Cartoon, ha sido un verano diferente y de lo más optimista y así se merecía una receta, con el mismo espíritu. Esta vez quería compartir con vosotros algo dulce que la mayoría no conoceréis, puesto que llega desde lejos. Esta receta suele representar un recuerdo inseparable de la infancia..al menos para los que se vuelven ligeramente sentimentales a ratos:), y dejan que un sencillo aroma a azúcar tostado les cierre los ojos y les lleve a un tiempo y un alrededor que sólo puede ser imaginado. Les hace sonreír entonces, a los recuerdos, y volver. Porque es sólo un instante de sensación. Igual que la música.
Los aromas de la cocina son todopoderosos, creo firmemente en eso. Y no porque lo diga la peli de Ratatouille:)Ahm, ahm. Dicho esto, amigos bloggeros, me pongo seria y os presento: las Kurabíiki. Desayunimerienda favorita mía.
Ingredientes:
5 huevos + 1
1 taza de azúcar (o taza y media, para más golosos)
1 taza de yogur
1 cucharadita (de té) de bicarbonato
3/4 taza de aceite de girasol
vainilla
ralladura de 1 limón pequeño
harina(a ojo)

Tan simple como: 1. Batir los 5 huevos con el azúcar 2. Batir el yogur con el bicarbonato y añadirlo a los huevos, batir de nuevo 3. Añadir el aceite y la ralladura de limón, mezclar 4. Tamizar la harina5. Añadir una taza y mezclar bien, añadir otra, mezclar..hasta que ya no pueda removerse y sea necesario amasar
6. Volcar la masa sobre una superficie enharinada e ir amasando poco a poco y añadiendo más harina, con cuidado, hasta obtener una masa que no sea demasiado blanda.
En este caso, si queda una masa algo dura no pasa nada, por eso es una receta perfecta para aquellos que no se entiendan muy bien con masas:) Y si queda blanda, me imagino que simplemente costará más manejarla después 
7. Una vez lista, dejarla reposar un rato (15 minutos son suficientes), cubierta con un paño. 
8. Batir la yema del huevo restante (también se puede usar la clara en vez de la yema) en un bol. Y en otro, echar un poco de azúcar.
9. Pasado el rato de reposo, hacer bolitas a partir de la masa. De un tamaño aproximado de una pelota de tenis. Tal vez un pelín más pequeñas. O como si fuera el tamaño de una magdalena, por ejemplo. Qué difícil es describir un tamaño a veces, vaya.
10. Eso, una vez hechas las bolitas de masa, mojar la parte superior de cada una primero en la yema batida y después, en el azúcar. El azúcar se queda pegado a la yema y luego se queda tostadito, crujiente y muy muyyy rico. Y eso que no soy de los que mastican terrones de azúcar en su tiempo libre, no.
Si os apetece, podéis añadir al azúcar nueces molidas o picadas.
11. Ir colocando en una fuente engrasada y enharinada y hornear a 180ºC en torno a 1 hora. Tal vez menos. Hoy en día no sabe uno qué tiempo decir...con los hornos supersónicos. 

Completado el paso 11, se abre un tenso paréntesis de espera...que os parecerá infinito, sobre todo cuando se empiece a percibir el olorcito dulce de la tentación..Será duro, os lo advierto.. pero creedme, merecerá la pena aguantar. Un consejo: al sacar las kurabíiki del horno, por mucho que os cueste, controlad las emociones...esperad 10 minutos, por favor, que esto es peor que una patata caliente:)
...

Bienvenidos a todos los que hayáis disfrutado de unas vacaciones más o menos lejanas. Y que disfrutéis, los que las comencéis ahora y los que las reservéis para otro día del año:) Os dejo aquí, con este post azucarado, un trocito de optimismo y de inspiración. El resto está en vuestra cocina:)

*

lunes, 1 de febrero de 2010

Marrons Mousse. Mousse de Castañas. O magdalenas?

Casi pierdo la ocasión de publicar este maravilloso post. Pero aún estamos en la temporada de las castañas así que mi receta ha llegado a tiempo. Y es que esta es una de mis favoritas.
Porque si ya me apasionaban las castañas por sí solas, preparadas de esta manera se convierten en algo verdaderamente irresistible e indescriptible.
Como suele pasar en este blog..esto también fue un experimento (de mis primeros). Así que no esperéis algo muy profesional. Sólo probádlo:)
Ingredientes

200g de castañas cocidas y peladas
2 huevos
200ml de nata (aprox.)
50g azúcar
1/2 cucharita (de té) de levadura
1 pizca de vainilla
cacao en polvo
moldes de magdalena

1.Triturar las castañas añadiendo la nata poco a poco, hasta que quede una pasta lisa (tal vez sea necesario añadir algo más de nata, unos 50ml o así) 2. añadir el azúcar mezclado con la vainilla y la levadura, y las yemas de huevo.Y volver a batir (yo también les echo una pequeña cucharita de cacao dentro) 3. Por último, montar las claras a punto de nieve y añadirlas también, envolviéndolas con cuidado con la ayuda de una espátula. 4. Llenar los moldes de magdalena algo más de la mitad y hornear durante unos 30-40 minutos.
La masa no subirá como la de las magdalenas, ni tendrá la consistencia de bizcocho, ya que esta receta en realidad era destinada para ser una mousse. Pero, como siempre, no me resistí a comprobar qué pasaría si se pasa por el horno. Así que, en cierto modo son unas magdalenas fracasadas (como magdalenas), pero riquísimas.
Y, si hubiera que hacer una mousse de verdad, lo suyo sería añadir la nata motada, o al menos parte de ella. Mas algo de gelatina, tal vez.

Una vez fuera del horno, se dejan enfriar (ahí es cuando pierden en cierta medida su bonita apariencia...qué le vamos a hacer, era de esperar de un experimento) y se espolvorean con cacao en polvo o con azúcar glass. Si se prueban todavía calientes, son realmente fascinantes..Las castañas son una maravilla..

* Un consejo al pelar las castañas cocidas. Como aquí se ponen a cocer con la cáscara, el agua queda coloreada de marrón..Y ese marrón es peor que el tinte de los pantalones violeta del Rastro..No cometáis el error de pelar castañas en ropa blanca.

**Y una aclaración, por si acaso. En el dibujo de la fuente y el horno, las magdalenas en realidad deberían estár muy juntas una con otra, si no y si están más llenas, puede derramarse la masa.. y convertirse en un desastre.


viernes, 15 de enero de 2010

Detallitos en el time-out.




Para mantener un poco el espíritu del pobrecito blog cartoon..
Unas mini-capturas de un trabajo, que como me tocó el punto debil, quedo enternecedor:)
Quesitos......Muffins...

....Mi bol de fruta, despistado por ahí...
Y la tetera favorita que en la realidad, desgraciadamente, nunca tendrá la intención de quedar totalmente cerrada.

Bueno, a ver si es cierto que termino de hacer el dichoso cheescake..que con la base sólo no se llega a ninguna parte.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Base de cheescake. Cuanto más simple, mejor.


Otra receta más de la base del cheescake (o una variante más de la masa quebrada). Es tan simple de hacer como de dibujar y, además, da para unas cuantas tartas..unas 15 más o menos, usando un molde de 22cm. Y como se puede congelar, se puede hacer de más sin problema.

Ingredientes:

500g mantequilla a temperatura ambiente
300g azúcar
7 yemas de huevo
1 puntita minúscula (de cuharita) de bicarbonato
1 pizca de sal
1kg de harina
la ralladura de 1/2 limón

1. Batir la mantequilla y el azúcar hasta hacer una crema (o fundir el azúcar) 2. Añadir las yemas y batir suavemente 3. Mezclar la harina, el bicarbonato (muy muy muy poco) y la pizca de sal y añadirlos también 4. Rallar la cáscara del limón con cuidado de no llegar a rallar la parte blanca (porque le daría un sabor amargo en vez de aroma a limón) 5. Unir todo bien y amasar brevemente 6. Formar una bola, envolverla en film transparente y dejarla reposar 1 hora en la nevera 7. Finalmente, extender la masa con un rodillo, dejándo un grosor de aproximadamente 5mm, no menos porque las bases se romperían con más facilidad una vez horneadas; e ir cortando las bases con la ayuda de un molde del tamaño que se desee.
Se puede congelar en porciones, bien envueltas en film.
Hornear a 180ºC, unos 10-15min. No deben quedar demasiado doradas, sino más bien blancas.
Y...si se rompe...a desayunar con café y galletas :)

martes, 17 de marzo de 2009

Bizcocho Borracho. Drunken Cake.


Ingredientes para el almíbar de vino:

8 cucharadas soperas de vino tinto
2-3 cucharadas s. de agua fría
125g mantequilla
3 cucharadas s. de cacao en polvo
1 taza de azúcar (aprox. 240g)

Ingredientes para el bizcocho:

4 huevos (claras/yemas)
2 tazas de harina (puede ser suficiente con una nada más)
1 sobre de levadura en polvo
1 pizca de vainilla
(mas la mitad del almíbar)



Primero, el almíbar. Juntar todos los ingredientes en un cazo y dejárlos que hiervan a fuego suave, unos minutos (4 minutos es aproximado), removiendo. Cuando haya tomado consistencia, retirarlo del calor y separarlo en dos partes iguales. Una de ellas será la que se incorporará a la mezcla del bizcocho y la otra servirá para mojarlo, una vez esté hecho, dándole toda la jugosidad.
Dejar enfriar.
Precalentar el horno a 170ºC.
Preparar la masa del bizcocho, empeznado por batir enérgicamente las yemas en un bol verde con gatos dibujados, incorporando al rato poco a poco la otra de las mitades de almíbar (ya frío). Después incorporar la harina, previamente mezclada y tamizada con la levadura y la vainilla ( hay que tener cuidado al echar la harina, ya que la mezcla no debe quedar de ninguna manera demasiado espesa... debería parecerse, por ejemplo, a la masa de unas tortitas americanas ). Montar las claras y añadirlas al resto de la mezcla, con la ayuda de una cuchara de palo o una espátula y un movimiento envolvente.Engrasar y enharinar un molde, rellenarlo no más de 2/3 de su capacidad y meter en el horno (bajar la temperatura a unos 150-160ºC, aunque se podría dejar a 170ºC para acelerar un poco el proceso; para hornos de solera, bajar a 130ºC). Dejar unos 30 minutos y comprobar si está hecho pinchando con un palillo. Si sale seco, el bizcocho está listo.
Sacar del horno y dejar enfriar.
Cuando esté frío del todo, mojar con la segunda mitad del almíbar de vino (pinchándolo antes con un tenedor, para que se absorba mejor el líquido) y espolvorear con coco rallado.
Dejar reposar un rato (..o no..)... al menos dos horas... para que quede bien jugoso.