Mostrando entradas con la etiqueta queso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta queso. Mostrar todas las entradas

sábado, 9 de agosto de 2014

White Chocolate And Orangazmic Cheesecake. Un post desde el corazón.

  O una historia de magos y princesas de medianoche.

  Empecé a dibujar esta receta hace más de un mes y se ha convertido en el post más personal que hasta ahora he preparado para Cartoon Cooking. También por eso ha necesitado esperar tanto. Y la historia que hay tras las nubes de zumo de naranja necesita ser contada, llenar de color lo que toque y romperse en estrellitas doradas, hasta desaparecer. Como el hechizo de Cenicienta, al tocar las 12. 
  Mi cuento comenzó con una zapatilla y con un par de manos que encontraron la otra. Manos maravillosas. 


  Sin más: me enamoré de un chico. Uno al que le chiflan las naranjas. 
De ahí el cheesecake supernaranjístico. De ahí y de un domingo de julio, que sólo puedo recordar como felicidad. Ese domingo se convirtió en dibujos. No conseguí terminarlos, ni conseguiré dejar de sonreírles.
  Mi chico de las naranjas y yo empezamos nuestro cuento sujetándonos las manos y levantando el suelo, lanzando pies desenfrenados, siendo uno, sin siquiera saber nuestros nombres. Hoy lo terminamos: sujetándonos las manos, levantando el suelo y lanzando más aún nuestros pies desenfrenados, siendo uno.. olvidando nuestros nombres. Mañana hemos decidido comenzar un cuento nuevo. Dieron las 12. Y aquí quedan tantas naranjas.. 
Y tan pocas manos.

  Me quedo con este momento, pero pisando en el siguiente. Pisando no, dando pasos.
Los brincos, los volveré a dar también - sólo hay que volver a atar bien las zapatillas, para que no se vuelva a perder ninguna. Aunque me parece que nosotras, las Encantadas, no aprendemos a ser de otra manera, ni a evitar los hechizos. Ni queremos aprenderlo.
  Por eso hay mañanas, en que el desayuno puede parecer una galleta de los sollozos. 
  
  Así que os dedico esta receta y lo que significó. A todos los que alguna vez habéis sentido lo mismo, a los que habéis sujetado las manos de alguien en vuestro propio cuento y a los que las habéis tenido que soltar. Cuando el desayuno se queda sin más sabor que el de los recuerdos, quizás sea cuestión de decidir que deje de saber así, y punto. La mayoría de las veces, se puede. Decidir lamentar - o decidir no hacerlo. Mirarse en el reflejo del cristal, sacarle la lengua, sacar los dientes - y ya está la sonrisa. No la más bella, pero bueno. Todo se aprende. Hasta la alegría se aprende, amigos cartoonitos. Es cosa de práctica. Es la única rutina que tengo, después de la de lavarme los dientes nada más despertarme. Y os la aconsejo, con todo mi cariño ..y con un poco de zumo de naranja. 
  Vivir es fácil - también con los ojos abiertos.
  


White Chocolate And OrangaZmic Cheesecake

(o bien, super tarta de queso de chocolate blanco y naranja)

400 gr de queso cremoso - tipo Philadelphia
50 gr de nata agria (crème fraiche)
200 gr de azúcar
300 gr de nata líquida para montar
180 gr de chocolate blanco
3 huevos
2 naranjas (el zumo de las 2, la ralladura de 1)
150 gr de harina
1/2 cucharadita (de té) de levadura
+ confitura de naranja d u l c e (la podéis preparar en un pis-pás, pero si os da pereza hacerla, podéis usar alguna mermelada rica de albaricoque, por ejemplo)
+ un molde de 22 ó 23 cm de diámetro: a mi los amigos de Lékué me regalaron un pequeño-gran gustazo, así que presumo de molde chuli rojo y no-pegadizo:)

Precalentar el horno a 170ºC
1. Calentar los 300 gr de nata a fuego suave, con cuidado de que no hierva y que no se empiece a pegar al fondo. Cuando esté caliente, apartar del fuego e incorporar el chocolate blanco troceado (un trocito más, un trocito menos..nadie se va a dar cuenta:) Remover hasta que se haya fundido bien el chocolate. Podéis volver a ponerlo un poquito al fuego, pero ojo - removiendo todo el tiempo, para que no se pegue el chocolate, que si no tocará repetir!
Dejar que se vaya enfriando.
2. Mezclar bien el azúcar, el queso, la crème fraiche y la ralladura de una naranja. Añadir el zumo de las dos naranjas. Remover.
3. Batir un poquito los huevos (un poquito nada más) y añadirlos a la mezcla anterior.
4. Añadir la mezcla de nata y chocolate, una vez se haya enfirado. Rebañar con dedito pulgar (superimportante, si no no sale..:o).
5. Añadir la harina tamizada, poco a poco, removiendo hasta que se incorpore bien.
6. Pasar al molde: si es desmontable, podéis engrasar y enharinar sin más y echar la mezcla; si no, podéis usar papel de cocina (con la técnica-que-no-falla) y así desmoldáis sin problema.
Hornear unos 45 minutos a 170ºC - o hasta que al pinchar con el palillo, éste no salga pringado.

Si os apetece probar a hacer la confitura de naranja, veréis que queda supercalifragilística la combinación:) No se tarda mucho, sólo en lo que se pelan los gajos de las naranjas y después, el tiempo que tarde en reducirse el almíbar. Yo lo improvisé, y fue un espectáculo..Lo prometo! (☞ Este ☜ fue el resultado del experimento)

   Gracias por seguir ahí, al otro lado de la fantasía. Gracias por vuestros comentarios (aunque sea así de desastre y apenas os los agradezca), por vuestras visitas y por el entusiasmo del que llenáis este sitio. Lo recibo todo en un abrazo, aunque parezca que a veces la que dibuja es invisible. Y a veces hasta lo sea. 
   Desde el corazón.

  Hoy decido ponerme la risa encima y levantar ese suelo, con dos pies nada más. Aunque, chico naranja, sabes que tus pies y los míos no juegan según las reglas...incluso cuando las manos y los corazones se hacen muecas...

Día 1

lunes, 10 de marzo de 2014

Efecto quesito :)

Alguien pidió quesito..:)
QUESO EMPANADO CON ALMENDRAS

Ingredientes
400 grs de queso semicurado, 100 grs de almendra molida, 100 grs de pan rallado, 2 huevos, harina, 100 grs de fresas, 1 dl de mosto, aceite de oliva virgen extra, menta y sal.

Elaboración
Cortar el queso en porciones regulares y pasar por harina, huevo y una mezcla de pan y almendra molida.
Saltear las fresas cortadas, incorporar el moscatel y hervir hasta que quede una compota suave.
Freír el queso a fuego medio un minuto y servir con la salsa y la menta picada.
Paso 4,5 Decir "Salú!" y degustar el moscatel…………………
(en serio, si no, no sale igual de bien:o)
La receta, la de Juan Pozuelo, los dibujines, los de mi manita. De nuestro Recetas&Viñetas ♥
Salud, amor y quesito.
:*

viernes, 3 de enero de 2014

Cake Pops :)

Esta va para los amigos de Apetit'Oh y para mi hacedora de bizcobolas favorita: Morgana :)  Haz click para ver la receta en grande!
Que el 2014 comience con un "pOp!" :)



martes, 2 de julio de 2013

El Chupa Chups de Paté glorioso :)

Fin del concurso de recetas, queridos cartoonitos. Hora de decir quién se empachará de colacaos, patés y goloserías variadas... Quién inventó la más loca-mente rica y la más irresistiblemente sencilla receta con su rollo loco...Chupa Chups de paté. Absolutamente glorioso.
1 rebanada de pan de molde
Paté La Piara
Queso fundido tipo emmental o mozzarella

¡plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas plas!
Gracias a Fran por su recetísima. Y a CocinaRica, que lo eligió!
¡Enhorabuena!
:)
-->

jueves, 15 de noviembre de 2012

Oh, por mis Joselitos!

Oh, por mi pancita! Jamoteca. Jamón de Bellota emocionante.
  En este post más palabras sobrarían, amigos, si no fuera porque los dibujos no tienen olor. Aunque estoy segura de que no tardará en llegaros a la mente :) Seguid leyendo..si llegáis enteros hasta abajo, os aseguro que será con una sonrisa .. y con un deseo glotón incontenible. Os presento a Joselito:)



Querida Jamoteca (punto) ¿Os quedan más? (^____^) Glup..
  ...Ahora, con la pancita llena, ya os puedo contar más (comprenderéis que no se pueden contar cosas así, a barriguita vacía..ni hablar de dibujarlas!). 
  Si no os ha podido la jamoniansiedad, ya habréis cotilleado el enlace de esta maravillosa tienda de jamón ibérico y os podéis imaginar a qué se debe mi efervescencia de hoy:)  Pues bien, a riesgo de provocar vuestras miradas-gallinas, confesaré que tuve el placer de recibir un feliz paquetito en mi puerta, felizmente lleno de jamón, paleta, choricito y caña de lomo ..ibéricos, ibericísimos..con nombre propio. Fiebre, palpitaciones, olas de calor..Omaigod. Ojalá los sabores-olores se pudieran dibujar.
  Me invitaron a participar en un generoso concurso, con el premio gourmet por excelencia. De ahí que en el Cartoon hoy hacemos la fiesta de la paletilla (puesto que al primer premio hay demasiados aspirantes ^_^) Podéis votar en la página del concurso en facebook y cruzar los deditos por Cartoon Cooking, hasta el 30 de noviembre:)
No olvidéis poner una brocheta no-metálica, si usais el microondas! Que luego me siento culpable!


  Tuve dudas existenciales con este post..ya que hay que tratar con especial cuidado a un Joselito..y también a sus apasionados (los fieles jamoneros son muy severos a la hora de degustar!) La solución: como siempre, menos es más. Tras una larga investigación y estudio de los sentimientos de los fanáticos del jamón, llegué a la conclusión de que la receta suprema es la que no es receta siquiera: jamón de bellota + pan calentito. Nada supera esta combinación. 
Bueno, perdón: jamón de bellota + pan calentito + 5 amigos masticando sonrientes. 

  En fin, de mis Joselitos queda sólo el recuerdo. Pero como, al fin y al cabo, este es un concurso de recetas, os dejo dos de mis favoritas, sólo abocetadas - que, como siempre, aquí se viene y se va con prisas, y en entretiempos. Quiero subrayar que no soy, ni mucho menos, fan del microondas. Aún así, principios aparte, es un cacharro práctico a veces y en este caso de receta-express, lo admito. Si podéis usar el horno, mejor ^_^ 

Desde Cartoon Cooking, con jamón.

martes, 22 de febrero de 2011

La cura de todos los males ..es dulce

...y se llama bizcocho. Bizcocho de chocolate, cerveza y optimismo. Y los ingredientes no son, ni mucho menos, un secreto..Ya nos los confió Trotamundos, regalándonos junto con el paseo imaginario por Dublín, la receta de las sonrisas..No pude resistir la tentación de probarla y aquí os dejo mi versión en color, para alegrar la tarde. Y poner en pausa el tiempo, al menos durante un par de trozos.
Ilustración para They Draw&They Cook


¡Que sea!

sábado, 6 de marzo de 2010

Base de cheescake 2. Todavía más fácil.

Por último, la base rápida. Para casos urgentes.

Ingredientes para 1 tarta:
250g galletas integrales
125g mantequilla

Me acabo de dar cuenta, que tal y como lo he dibujado, no queda nada claro que tengan que triturarse las galletas..se me ha ido la pinza. Como alguien haga lo del dibujo, se llevará una sorpresa..Así, digamos que en el nombre del arte todo se puede:) Pero, tened en mente que hay un mortero imaginario por ahí, haciendo las galletas polvo.
Hecho el aviso,
1. Cortar la mantequilla en dados y se deja fuera de la nevera, para que se ablande
2. Triturar las galletas, bien en un mortero o con el robot de cocina
3. Mezclar las galletas t r i t u r a d a s y la mantequilla, y amasarlas hasta obtener una masa homogénea.
4. Distribuir la masa en el fondo de la fuente que se vaya a usar, con la mano o usando el fondo de algún recipiente redondo para que la superficie quede del todo uniforme (que es lo que hago yo).
5. Guardar en la nevera, hasta el momento de llenar el molde con la mezcla de la tarta.

Añadiré solo que las galletas deberían ser integrales o "digestive" (u otras galletas, parecidas a los graham crackers). Pero en casos de urgencia extrema, pueden valer una galletas María integrales. Tampoco vamos a ser tan tiquismiquis.
Con esto, digo fin a la serie de la tarta de queso y les doy un descanso a las tartas.

jueves, 4 de marzo de 2010

Cheesecake! (Parte 2)

Lo prometido, prometido está. El Cheescake ha llegado. Me imagino que esta no será ninguna receta-sorpresa para vosotros, es el mejor invento para salir del paso cuando hay prisas y lo mejor, no falla.
Por último, estos días incluiré el post de la base fácil, la de las galletas. Para que no falte nada.
Ingredientes:

225g de queso crema (philadelphia)
100g azúcar
1/2 cucharita (de té) de esencia de vainilla
250 g crème fraîche
250g nata para montar
4 hojas de gelatina

1. Empezar montando la nata, para dejarla ya lista. Reservarla en la nevera 2. Batir el queso y el azúcar, suavemente, hasta que el azúcar se haya disuelto (también puede usarse azúcar glass, así se disolvería más fácil pero no aseguro que valga la misma cantidad, ya que suele incorporar almidón)
3. Incorporar la crème fraîche* y mezclar bien con la varilla 4. Y después la nata, mezclándola con la ayuda de una espátula y sin prisas 5. Poner a calentar el agua para la gelatina, unos 150ml. En cualquier caso, mirar la indicación en el sobre de la gelatina, sean hojas o polvos lo que se vaya a usar, porque lo importante es disolverla en la mitad de agua que viene indicada.
*Qué tortura este ingrediente, hasta descubrir que lo venden en cualquier Carrefour!..
5. Poner las hojas de gelatina a remojar en agua fría durante unos minutos. Cuando estén hidratadas, escurrirlas bien (con cuidado de no romperlas) y disolverlas en el agua caliente, ya fuera del fuego. La gelatina no debe hervir. Remover bien hasta que se disuelva por completo y dejarla enfriar. Más o menos, hasta que esté a una temperatura del tiempo.
6. Una vez templada la gelatina, añadirla a la mezcla y remover bien 7. Preparar el molde con la base y llenarlo de masa de cheesecake. Dejar reposar en frío unas horas, o hasta que endurezca. Yo suelo hacer las tartas siempre desde el día anterior, sean como esta o de otro tipo. En cuanto al molde, puede usarse simplemente uno desmontable, sin acetatos ni historias, pero ojo con no "dasabrocharlo" valientemente y que os quedéis en pausa mirando a los dos trozos de cheesecake que acaban de aparecer delante de vosotros. Es decir, cuidado. Lo descriptivo del aviso viene de haber tenido cierta experiencia similar.
Por cierto, con una mermelada de fresa por encima, este chsk no tiene rival.
Y esto es to,esto es to,esto es todo amigos. Debo añadir que cuando hago esta maravillosa tarta, no sigo al pie de la letra esta receta. Dado el hecho de que habrá quien se fíe de mi blog:) procuro poner las recetas originales (o avisar que son experimentos míos, para no causar frustraciones luego). Ésta es la receta original, pero si se le añade algo más de queso..un yogur natural..o uno de esos especiales giregos que parecen nata concentrada..y un pelín más de azúcar para compensar...Diría que no es un mal experimento:)

A tartear!

martes, 2 de marzo de 2010

Cheesecake! (Parte 1)

¡PoR FiN! El cheesecake prometido desde hace siglos llegó. Eso sí, en dos partes. Como suele pasar, empezó como un pequeño y modesto post, y acabó enredándose hasta dividirse en dos y tres partes.
De manera que, antes de la misma receta, decidí que podría ser buena idea enseñar (a aquellos como yo, que durante mucho tiempo se preguntaban) cómo preparar un molde para cheesecake. O bien, para cualquier tarta hecha en frío. Aquí aparece dibujado un molde desmontable pero podría hacerse perfectamente con un aro, que es lo que suelo usar yo misma. El molde quedaba mejor:)


Lo primero, por supuesto, sería tener preparada la base (aunque podría hacerse un cheesecake sin base). También añadiré la "receta" de la base rápida para urgencias. Entre comillas, ya que no considero exactamente una receta algo que se basa, fundamentalmente, en tener un paquete de galletas. Pero es muy útil, eso sí.

Y bueno, lo primero, una vez preparada la masa, cortar las bases del mismo tamaño del molde (o el aro) que se usará para hacer la tarta. En el caso de esta receta, sería uno de un diámetro de 22 ó 24 cm.

Una vez horneadas, viene la parte del molde.
Para eso, habría que abastecerse de acetato.





El acetato se puede conseguir en papelerías o en tiendas especializadas de repostería. Yo lo suelo comprar en éstas últimas porque lo venden ya cortado en tiras y es más fácil que tener que cortar trozos con el cúter.. que acaban pareciéndose más a trapecios que a tiras rectangulares..


Una vez listo el cheesecake, se desmolda con facilidad simplemente despegando el acetato con cuidado. Pero si no sale bien, se puede usar un cuchillo para ayudarlo a despegarse. Con mucho cuidado de no desgarrar la tarta y usando un cuchillo de los de untar porque sino puede dejar marcas en la superficie.

Y ya está.
Sólo falta la receta, que estará aquí en un pis pás.
Facilísima y riquísima:)



viernes, 15 de enero de 2010

Detallitos en el time-out.




Para mantener un poco el espíritu del pobrecito blog cartoon..
Unas mini-capturas de un trabajo, que como me tocó el punto debil, quedo enternecedor:)
Quesitos......Muffins...

....Mi bol de fruta, despistado por ahí...
Y la tetera favorita que en la realidad, desgraciadamente, nunca tendrá la intención de quedar totalmente cerrada.

Bueno, a ver si es cierto que termino de hacer el dichoso cheescake..que con la base sólo no se llega a ninguna parte.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Tiramisú. Y punto.

Recetas, las que quieras. Mil y una cremas, todas blancas. Y diferentes. Y buenas (bueno..) De dónde viene, eso está claro. Pero es dicutible. ¿Es licor de almendra?...¿de café?.. ..¿¡¿es licor?!?
Es tan problemático el Tiramisú. El más. Qué más da cual es el original. Eso sí, el mejor es este:
No pensaba escribir, pero lo haré. Una receta como esta merece respeto profundo.
Para un tiramisú enorme:

20 yemas de huevo
20 cucharadas de azúcar rebosando
2 litros de queso mascarpone
2 ó 3 paquetes de galletas Lady Fingers o Savoiardi
chocolate (cacao puro) en polvo

1. Batir las yemas* solas, durante unos minutos 2. Añadir el azúcar y seguir batiendo hasta blanquearlas (entre nostros, hasta que parezcan claras) 3. Mientras tanto, si es posible, ir haciendo el café, para que no esté caliente a la hora de usarlo ..bueno, o empezar por él claro 4. Cuando estén listas las yemas, añadir el mascarpone y mezclar todo bien, removiendo o bien batiendo, pero con cuidado de no cortar la crema..igual que pasa al batir demasiado la nata, se forman grumos que saben a mantequilla y la crema se estropea. Así que, ojo 5. Una vez hecha la crema, lisa y uniforme, guardar en frío un rato 6. Echar un generoso chorro de Amaretto en el café 6. Empezar a montar el tiramisú: untar primero el fondo de la fuente que se vaya a usar con algo de crema, muy poca, sólo para que la primera capa de galletas quede más firme 7. Ir mojando las LadyFingers en el café, sin dejarlas reposar, un segundo y ya (a no ser que se quiera un tiramisú de cuchara) 8. y colocarlas en una capa, bien apretadas 9. Cubrir con crema 10. De la misma manera, montar la siguente capa de galletas colocándolas en sentido contrario al de las de la primera capa para que, al cortar, los trozos salgan firmes 11. Volver a cubrir con crema 12. Vover a cubrir con galletas 13. Volver a cubrir con crema...según lo grande que sea la fuente. Suelen ser unas tres capas de galleta, terminando con la crema. Estas cantidades son para una fuente bastante más grande que las caseras (para unas 20 ó más personas), de manera que podría hacerse la mitad, o bien, varias tartas. Finalmente, espolvorear con el chocolate en polvo y dejar reposar al menos 1 hora en la nevera. Una noche mejor.

*son yemas..pero si por alguna inesperada casualidad cayera junto con ellas alguna que otra desorientada clara, en mi opinión, y con todo el respeto a La Receta, la crema queda verdaderamente in-superable.

y de aquí es de donde vino este tiramisú, si alguno no me cree, vayan vean y pidan postre:)

martes, 3 de marzo de 2009

Tarta primera.Cake one.

Receta original del restaurante Vegaviana en Madrid. Gracias al amable chef! :)


La mejor parte es que no hace falta leer atentamente..

Versión para leer más atentamente:

3 huevos
250g mascarpone (o más)
3 cucharadas (soperas) azúcar
1/2 vaso de vino Moscatel
1/2 vaso de leche
1 paquete de bizcochos de soletilla

Batir por separado las claras apunto de nieve con una pizca de sal y las yemas con el azúcar. Cuando estén bien montadas, mezclar las yemas y el mascarpone con las varillas hasta conseguir una crema uniforme. Añadir con cuidado las claras (cuchara de palo), envolviéndolas con suavidad en la crema.
Mezclar la leche y el moscatel en una bandeja o un bol, e ir mojando los bizcochos de soletilla (sin dejárlos reposar en en líquido) y colocándolos en la fuente donde se va a montar la tarta. Al colocar una base de bizcochos cubrir con una capa de crema de mascarpone; volver a mojar bichochos para colocar la siguiente capa; encima, volver a cubrir con la crema y repetir estos dos pasos hasta terminar los bizcochos y terminar la tarta con crema. Dejar reposar un rato en frío antes de cortar. Se puede espolvorear con escamas de chocolate con leche, cacao en polvo o canela, y servir con una salsa ligera de Moscatel reducido con un poco de azúcar y vainilla.