Mostrando entradas con la etiqueta castañas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta castañas. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de febrero de 2010

Marrons Mousse. Mousse de Castañas. O magdalenas?

Casi pierdo la ocasión de publicar este maravilloso post. Pero aún estamos en la temporada de las castañas así que mi receta ha llegado a tiempo. Y es que esta es una de mis favoritas.
Porque si ya me apasionaban las castañas por sí solas, preparadas de esta manera se convierten en algo verdaderamente irresistible e indescriptible.
Como suele pasar en este blog..esto también fue un experimento (de mis primeros). Así que no esperéis algo muy profesional. Sólo probádlo:)
Ingredientes

200g de castañas cocidas y peladas
2 huevos
200ml de nata (aprox.)
50g azúcar
1/2 cucharita (de té) de levadura
1 pizca de vainilla
cacao en polvo
moldes de magdalena

1.Triturar las castañas añadiendo la nata poco a poco, hasta que quede una pasta lisa (tal vez sea necesario añadir algo más de nata, unos 50ml o así) 2. añadir el azúcar mezclado con la vainilla y la levadura, y las yemas de huevo.Y volver a batir (yo también les echo una pequeña cucharita de cacao dentro) 3. Por último, montar las claras a punto de nieve y añadirlas también, envolviéndolas con cuidado con la ayuda de una espátula. 4. Llenar los moldes de magdalena algo más de la mitad y hornear durante unos 30-40 minutos.
La masa no subirá como la de las magdalenas, ni tendrá la consistencia de bizcocho, ya que esta receta en realidad era destinada para ser una mousse. Pero, como siempre, no me resistí a comprobar qué pasaría si se pasa por el horno. Así que, en cierto modo son unas magdalenas fracasadas (como magdalenas), pero riquísimas.
Y, si hubiera que hacer una mousse de verdad, lo suyo sería añadir la nata motada, o al menos parte de ella. Mas algo de gelatina, tal vez.

Una vez fuera del horno, se dejan enfriar (ahí es cuando pierden en cierta medida su bonita apariencia...qué le vamos a hacer, era de esperar de un experimento) y se espolvorean con cacao en polvo o con azúcar glass. Si se prueban todavía calientes, son realmente fascinantes..Las castañas son una maravilla..

* Un consejo al pelar las castañas cocidas. Como aquí se ponen a cocer con la cáscara, el agua queda coloreada de marrón..Y ese marrón es peor que el tinte de los pantalones violeta del Rastro..No cometáis el error de pelar castañas en ropa blanca.

**Y una aclaración, por si acaso. En el dibujo de la fuente y el horno, las magdalenas en realidad deberían estár muy juntas una con otra, si no y si están más llenas, puede derramarse la masa.. y convertirse en un desastre.