Mostrando entradas con la etiqueta remedios caseros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta remedios caseros. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de agosto de 2019

El Bote de las Prisas. Y el Bote de las Preocupaciones.

    Hace unos 3 años por estas fechas había una ilustradora obstinada en sacarse el carnet de conducir. Dio 155 clases prácticas, 3 exámenes prácticos sin fama ni gloria, 1 sin perder el hilo.. un año de aventuras en un Mini y un Peugeot 207, de las que tengo un cuaderno entero de apuntes, anécdotas y sabidurías de vida, que entre risas y collejas, repartía a mi lado mi querido profe Felipe. Las conversaciones con Felipe y las lecciones que me traía al volver de clase, acabaron siendo leit motifs de mi día a día, tanto que hasta mis compis de piso de entonces (qué tiempos) citaban las frases de Felipe y me llamaban por mi nombre completo..algo impermisible bajo otras circunstancias ☝️

    Total, que para cuando me gradué en la Universidad de la Autoescuela, "Conversaciones con Felipe" ya era un libro, con viñetas de carretera, chistes verdes, frases útiles del día a día de una camionera, información deportiva, del tiempo o de las mujeres fatales, consejos para una vida más zen y esquemas de cómo aparcar que, obviamente, dibujé mal. Y bien, ahora que conocéis la historia, paso a compartir una de las reglas de oro de Felipe. Si él supiera cuál a fondo me llegaron tantas de sus frases...
    Este es el bote de las prisas. Podéis imaginar el contexto.. y cómo iba la aprendiz ilustradora tras el volante en ese soleado día.. Que, al bajar del coche, se giró Felipe y me dijo: "¡Alena!👉👉👉 Las prisas, antes de venir, coges un bote y las metes dentro, vale??" Palabras de Felipe - orden para mis oídos. Hice mi bote.

    Un tiempo después, cuando aprendí la lección de las prisas y dejé de rozar los bordillos; con o sin ruedas; el bote cobró nuevas dimensiones - se convirtió en el Bote de las Preocupaciones. Esta idea la tomé prestada de una de esas charlas que revolotean por la red, que contaba lo inútil de las preocupaciones y el cómo podíamos hacer el experimento de escoger un día de la semana y una hora (por ejemplo, viernes a de 10:00h a 11:00h) y ese tiempo dedicarlo a preocuparnos exclusivamente. Pero el resto de días, prohibido preocuparse. Y decidí emplear la técnica del bote. Porque si no las preocupaciones se desperdigan, y a mi mi gusta el orden, oye.

    Si le ponemos nombre de preocupación a cualquier cosa que nos inquieta, incomoda o atormenta - es sorprendente la de cosas que uno acaba socavando, que son aptas para meter al bote. Os pongo ejemplos, por si decidís probar. Claro que, hay preocupaciones mucho más preocupantes que estas. Pero todas son igual de inútiles.


Como soy vaga, reciclé el bote. 
    Os dejo, por si os animáis algunas propuestas más para botes zen..No digáis que no os pongo el coaching en bandeja 😂  Os dejo versiones para imprimir,  de colorines y en blanco, para colorear... que siempre mola más ^^ Haced click para ver las imágenes más grandes. Si tenéis dudas o veis que al imprimir no se ve bien, escribidme al email y os mando las etiquetas con mejor calidad. Que respondo, lo prometo xD





✌️Paz, amor, botes y 0 preocupaciones✌️

#botedelasprisas
#botedelaspreocupaciones
#cartooncooking

martes, 7 de agosto de 2018

Helado de cheesecake y reflexión

Dejaré las reflexiones para el final. Primero es el postre 👉
  En este punto he de anotar muy sinvergüenzamente que mi helado de cheesecake prescindió sin parpadear de la parte "cheese" y el resultado daba el pego a la perfección. Mi conejillo de indias al catarlo lo primero que dijo fue "...hmmm?...queso??.." O sea que, nata + leche condensada parece una combinación más que satisfactoria 😁
  También apunto que yo, para variar, no hice caso a las cantidades de la receta original..para empezar mi nata era de 500ml y estaba en peligro de extinción. Había que usarla toda. Y para empezar también, echar todo ese bote de leche condensada me daba vértigo azucaril sólo de pensar en probar el resultado. Así que ...sintiéndolo mucho por los que odiais ese término...fui echando a ojo xD Creo que serían unoooos 200-250gr. Pero ignoradme. Y echad a ojo con vuestros propios ojos.

  Otro dato, de interés si os gustan los deportes de fuerza.
Este nuestro helado, después de desayunarlo (cuando estará cremoso e irresitible), si habéis llenado vuestra palomitera, lo más probable es que os sobre ..a no ser que llevéis una dieta estricta de 8000KCal hasta el mediodía. Pues, una vez pasado ese momento de gloria, irán pasando las horas..y puede que los días.. Y, cuando volváis a sacar vuestra palomitera-heladera del congelador, os encontraréis con una roca de cheesecake, cuya densidad sólo podría ser destruida por un cheese-iceberg de igual o mayor tamaño. Lleve o no corteza de limón.
O sea, ¡son todo ventajas! No sólo da placer y paz interior. Además, fortalece vuestros bíceps, hombros, tórax, rodillas, glúteos (aunque luego también aporta tejido blandito..vale..quitamos glúteos) 👉Y👈 ayuda a desarrollar esa cualidad de la que ninguno podemos presumir: ¡la paciencia!
De verdad, ¿acaso existe una receta más económica y beneficiosa a la vez?
¡Viva el helado de cheesecake sin cheesecake!

  Bueno. Y, esta es la historia de aquella mía noche de viernes, de hace muchos viernes ya. Cuando las reflexiones no podían más que desbordarse en azúcar y ser devoradas para siempre.
Hace unos días termine el último pedrusco de mi arma fría llamada helado. Lo cual me trajo algún viejo pensamiento, alguna conclusión (mientras uno trata de clavar la cuchara da tiempo a hacer muchas conclusiones..) y un brote de risa al recopilar mis propios recuerdos. Así que decidí dibujarlo todo. Hay cosas que como mejor se comprenden es dibujándolas. O comiéndoselas, si uno puede. Aunque comerse las personas está muy feo.

Por eso, puede que vayan apareciendo por aquí más remedios caseros de estos. Así, sin prisa, claro.
Os dejo el enlace a la receta original - que es ESTA de aquí, por si queréis compartir vuestra creación con otros seres humanos más exquisitos o menos confiados.

Y os deseo un verano divertidísimo 😊
Muaaaaaacks!


lunes, 21 de julio de 2014

Sal

   O quédate en casa y juega a los potingues:)

   Este no está mal para empezar. Ojo con emocionarse a exfoliarlo todo..y terminar haciendo la voltereta en la bañera. Ocurrió una tarde, en una bañera muy cercana mía.. El Muy-aceite de almendra dota a cualquiera con un talento de acrobacias de lo más, estoo, inesperado. Así que exfoliar los pies: NOporfavor.



Mi mezcla fue:

Medio vaso de sal marina
(he usado la Sal Costa, pero por supuesto que os sirve cualquiera)
3-4 cucharadas de agua
4 cucharadas de aceite de almendras

(yo lo compré en el Mercadona)


   Removéis bien, os situáis en el espacio más-fácilmente-limpiable que encontréis, y pegáis por allí y por allá :) Sin frotar mucho, que se trata de sal al fin y al cabo, tampoco hay que quitarse la piel!
   Dejar unos minutos y lavar bien con agua templada. 
   Luego, si no lo laváis con ningún jabón más (yo no lo hice, por ver cómo queda), se os queda el cuerpo con "reflejos dorados" a lo "Campaña de Dove" xD Bueno, es lo que tienen los experimentos. El próximo día pringoso, habría que probar algún aceite más oloroso, como el de coco...y tener reflejos dorados y olor a caja de bombones xD Jaja, esto del verano y las horas de no-poder-salir-al-sol, acaba siendo un detonante para los experimentos caseros. 

   Y gracias a mi caja de ideas, mi Degustabox salado...Inspiración de mis desvaríos y felices chifladuras:) Os dejo el código de este mes: G4KZR 
   Desde el humor de hoy, recomiendo las sorpresas, las decisiones imprevistas, los retos a las costumbres y esperar sólo si es por el metro..especialmente a quienes sufran de comeduras de cabeza, crisis-creativas-de-verano, agujetas emocionales, o dudas sobre el sentido de la vida, el tiempo, el calor o la iniciativa.. Cierro el paréntesis :) ♥


..¿¡Alguien tiene la fórmula de las pompas gigantes de jabón??!
(Creo que la mascarilla 2 se pospone)

Estos lunes son de locos..disfrutádlos:) 

miércoles, 19 de febrero de 2014

Cuando despiertas con voz de Manolo..

   Estos meses..de tanto alboroto, tantas sorpresas, tantas carreras, retos, un comienzo, palabras de película, un miedo superado, horarios sin horas, un domingo, algo de sol, algo de lluvia, paquetes y paquetes de dibujos, rico paracetamol y mocos mil, pocas proteínas, pero chuches felices, y deseos escritos en largas listas, y esperanza..Hasta parece que la primavera está más cerca. 
   Mientras llega..os dejo el último Gran Descubrimiento Casero que llegó a mis oídos. ¡¡¡Probado!!! ..y diría que, hasta rico :) Gracias, Russó! 
(¡Cantad, mis pequeños!:)


   ¡Y gracias a mi Caja-Sorpresa! Este mes, además de sorpresa, me trajo un hábito sano..:) Eso sí, la miel necesita de un bote bien grande, donde clavar la cuchara-más-grande-aún! Estos envases fabulosísimos no me dejan desatar el ansia agusto! Dosificar - la miel, el chocolate y las palomitas - NO :o)
  
En fin. Debí haber nacido en la época de la inocencia. Y debo de tener desincronizados los años físicos y los emocionales.. Estas cabezas de artista..ya sabéis.
Esta vez os cuento todo un poco con los pies para arriba y los pelos para abajo.. Os dejo aquí el código VIP del mesWHW6I 
(Hola. Me llamo Alya. Soy adicta a que me manden paquetes por mensajería.)


..y ahora, vuelvo a modo Febrero. Trotes y acapellas y alguna alegría:)
Ya llegará la primavera y lo solucionará todo.